Ensayo morfológico en una manzana atípica


Clarín Arquitectura

— Un edificio que define el remate del paseo lineal del Barrio Parque Donado-Holmberg, un sector de la ciudad en el que ya se proyecta según un código morfológico.

Fuelle. La horizontalidad que plantean las cintas de hormigón se interrumpe con un vacío que define el acceso sobre Donado.

Vivir en un parque, entre espacios verdes. De esa idea nace Entreverdes, uno de los nuevos complejos de viviendas que se construyeron en la cicatriz urbana que dejó la fallida AU3. El emprendimiento ocupa un lote con amplios frentes sobre las calles Donado y Echeverría. "En un primer momento, el proyecto se limitaba a los tres lotes con frente hacia Echeverría, adquiridos en uno de los remates que organizó el Gobierno de la Ciudad. A poco de iniciar la obra, surgió la posibilidad de comprar los terrenos sobre Donado", cuenta el arquitecto Diego Abramzon, titular de E+A & Asociados, autores del proyecto junto con el Estudio ZZ Arquitectos.

Por su ubicación, Entreverdes define el remate del parque lineal sobre el borde de Donado. Se trata de un retiro de frente de 15 metros que respetan todos los nuevos em-prendimientos, conformando un espacio urbano con veredas anchas, equipamiento y un zócalo comercial.


Ingreso. Al traspasar la reja sobre la calle Donado se accede a un patio interior de gran calidad espacial.

Un "enchape" en el retiro, de unos siete metros de ancho, cubre la única medianera existente buscando "prolijidad urbana", según expresan los autores. "Fue una oportunidad de experimentar sobre un vacío vacante y democratizar el pulmón de manzana, invisible en la contundente edificación del damero porteño", destaca la memoria del proyecto. En nuevo Barrio Parque Donado tiene una densidad media, con construcciones de baja altura en bloques de gran escala porque los terrenos no respetan las diez varas de frente. En estas manzanas, el FOT es liberado y los proyectos se deben ceñir a una volumetría preestablecida en consonancia con un FOS y una altura límite de 15 metros. En el proyecto para el nuevo Código Urbanístico que está en proceso de consulta pública actualmente habría consenso para extender esta modalidad a otras zonas de la ciudad, como reemplazo al empleo de un FOT.


Doble altura. El hall recibe iluminación del primero de los patios que articulan la planta.

El pulmón de manzana queda consolidado mediante un retiro de ocho metros, que gana continuidad por la homogeneidad de ofrece el resto de los edificios de igual escala. Para las unidades, representa la posibilidad de tener mayor privacidad hacia la calle, disfrutando del parque lineal, y para los departamentos del contrafrente, un patio mancomunado y sol vespertino. "Las plantas se organizan a partir de tres patios estratégicamente ubicados", define Abramzon. Uno resuelve la conexión interior-exterior en el acceso sobre Donado, el segundo funciona como vínculo circulatorio (ampliándose hacia la tronera del lote de la esquina, frente al núcleo de los ascensores) y un tercer espacio abierto sirve de remate para las circulaciones horizontales en cada piso.


Punto de encuentro. El complejo cuenta con espacios comunes en el subsuelo.

El acceso principal se produce desde el remate del parque lineal, justo donde la línea horizontal que definen los antepechos de hormigón de los balcones se interrumpe en una incisión vertical. Allí las expansiones de las unidades se cruzan en el vacío: "Es una quíntuple altura en la que intercalamos las losas de modo de ir graduando la escala del espacio", explican los autores. Para acentuar la discontinuidad formal sobre el acceso, los bordes de la losa de los balcones son perfiles metálicos y las barandas, de vidrio.


Estrategia. La piscina para niños, iluminada a través de un patio inglés.


El hall y las circulaciones son en semicubierto, por lo que el ingreso a un espacio interior se produce recién al traspasar la puerta de cada departamento. La calle interior adquiere diferentes calidades arquitectónicas a través de ensanches, aberturas y puntos de vista variados. Allí, es protagonista la escalera de hormigón plegado que se desarrolla en un tramo entre una malla metálica que se convertirá en un jardín vertical.


Corte. Las losas que arman las expansiones de las unidades sobre Donado se intercalan para darle escala al acceso.

Para definir la planta de los 63 departamentos, casi todos diferentes, fue primordial establecer previamente una modulación que aporte el orden necesario para luego definir las unidades con libertad y según los requerimientos de sus dueños. En la planta baja hay dúplex a los que se ingresa por un medio nivel, aprovechando la doble altura del hall. Estas unidades tienen una amplia terraza que balconea, a modo de patio inglés, con un jardín en el subsuelo, que ilumina y amplía el sector de los amenities y piscina para niños. Mientras que las unidades del ultimo piso tienen una terraza de uso exclusivo.Desde Echeverría se produce el ingreso a cocheras. Allí también se ubicaron varios locales a la calle.


Pulmón. En los pisos más altos, la escalera gana vistas hacia la plaza a través de la tronera.

DE BARRIO OLVIDADO A MODERNO BARRIO PARQUE


Entre las calles Donado y Holmberg, siguiendo la traza de la AU3, una autopista impulsada por el ex intendente Osvaldo Cacciatore que nunca se llevó a cabo, se disponen 13 manzanas en las cuales ya se construyeron (o están en obra) unos 26 emprendimientos que le están cambiando la fisonomía a la zona.


Terraza. En el último nivel hay una pileta para adultos y asadores.

El tramo se extiende entre los límites de Belgrano Residencial, Saavedra, Coghlan, Villa Ortúzar y Villa Urquiza. Allí se habían expropiado las viviendas que estaban afectadas por la traza y que, ante el fracaso de la iniciativa, las propiedades no demolidas fueron ocupadas y toda la zona se degradó. Hacia fines de 2010, el Gobierno porteño empezó a subastar los 44 lotes ociosos. Nació entonces el Barrio Parque Donado-Holmberg donde las nuevas construcciones respon-den a un ordenamiento que define de antemano una volume-tría uniforme con una altura máxima 15 metros para todo el corredor. De ese modo, los proyectistas se encontraron con la situación novedosa de tener que proyectar un edificio residencial dentro de un volumen establecido en lugar de jugar más o menos libremente con la altura y el FOT.


Final. El edificio "enchapa" la medianera con un cuerpo angosto de departamentos conformando el remate del parque lineal que los retiros obligatorios definen sobre la calle Donado.

Por otra parte, las subastas favorecían la agrupación de varios lotes por lo que ninguno de los nuevos desarrollos se debe ajustar al corsé del 8,66. En ese sentido, al tratarse de volúmenes de plantas generosas, la resolución de los distintos proyectos depende de la estrategia que cada arquitecto planee para proyectar la mayor cantidad posible de viviendas con buena espacialidad, iluminación y ventilación. Las soluciones varían en plantas con patios interiores, la generación de retiros mayores y la alternativa de horadar el volumen. La normativa prescribe también retiros de 20 metros respecto de la línea municipal, generando un parque lineal de 1.500 metros.


Acceso secundario. La rampa de la cochera es accesible desde Echeverría, donde remata la calle interior.

Entre verdes. Una cinta de hormigón plegado sube en dos tramos lineales . Una baranda de chapa se opone a una pared conformada por un entramado de doble malla tipo sima que, a futuro, será un muro vegetal.


Por: Paula Baldo pbaldo@clarin.com

Ficha técnica


Ubicación: Donado 1971, CABA

Autores:  Estudio Abramzon (Arq. Diego Abramzon) y ZZarq (Arqs Claudio Zlotnik y Daniel Gimpelewicz).

Superficie: 8.000 m2  

Colaboradores: Nancy Bosi, Juan Savone, Gisela Heffes, Sofia Grau, Carolina Zunino, Celina Weidmann, Carolina Baraldo, Marcos Tonelli, Leonardo Epelman, Luciano Calitri, Belen Britos y Julia Alvarez.

Desarrollador: Hormigaz .



0 vistas

Copyright© 2019 por Estudio Abramzon.

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram